EL CIELO EN LA TIERRA

El día siete de Octubre próximo se cumplirán 42 años de la

fundación de la Orden Misioneras de la Caridad. En l950 Madre

Teresa, una monja Católica de origen albano, tuvo una inspiración o

llamado de Dios para atender a los más pobres entre los pobres de la

ciudad de Calcuta, India, y de esta inquietud surge esa congregación

dedicada al servicio de los más necesitados.

Desde entonces la Madre Teresa ha recorrido un largo camino. Ade-

más de las Misioneras de la Caridad, que son mujeres voluntarias

trabajando alrededor del mundo, en l963 fundó la rama Hermanos

Misioneros de la Caridad, constituida por hombres con vocación reli-

giosa y amor al servicio. En l969 inició también la Asociación Inter-

nacional de Colaboradores de Madre Teresa, que representa a los

laicos preocupados por ayudar y asistir a las obras de esta diminuta

mujer.

Aquí en Honduras hay Misioneras de la Caridad en Tegucigalpa y en

Santa Rosa de Copán desde hace unos diez años. A San Pedro Sula,

sin embargo, llegaron hasta principios de este año y desde entonces

están encargadas del Albergue Don de Dios que funciona en el Hospi-

tal “Leonardo Martínez” para el cuidado de sidóticos.

Madre Teresa es un fenómeno de nuestro siglo, es una profeta in-

terpretando la voluntad del Padre; es una mensajera de amor y una

embajadora divina ante los hombres. Puede decirse que ella es un

orgullo de Dios.

Cuando se estudia un poco la vida de esta santa no puede rehuirse

uno al influjo y a la motivación que se derivan de su trayectoria y

trabajo. Es impresionante y estimulante saber que hay ahora mismo, a

fines del siglo veinte, una persona de tal sencillez y entrega que contrasta

con la vida consumista, violenta y egoísta que viven los pueblos. Su

ejemplo es un canto de amor, un signo de esperanza y una enseñanza

de ternura y de paz hacia todos los hombres.

Veamos y vivamos algunos de sus pensamientos porque con seguridad

enriquecerán nuestras vidas. “Yo he aceptado la representación de los

pobres del mundo entero. De aquellos a quienes nadie quiere ni profesa

amistad. De los subnormales. De los ciegos. De los alcohólicos. De

los marginados de la sociedad. De los que han olvidado qué es el

amor y el contacto humano.

Los pobres comprenden mejor la dignidad humana. Su principal

problema no consiste en carecer de dinero sino en no ver reconocido

su derecho a ser tratados con humanidad y con amor.

Lo esencial en un colaborador es el esfuerzo de fe por ver a Cristo

en la persona del pobre, la disponibilidad de corazón para amarlo y

servirlo a través de quienes lo necesitan. Un colaborador es un

instrumento en manos de Dios que debe poder disponer de él sin

consulta previa. El amor no se mide por lo que hacemos sino por el

amor que ponemos en nuestros actos.

Hagamos hoy algo hermoso para Dios.

El amor tiene que cimentarse sobre el sacrificio. Tenemos que dar

hasta sentir dolor. Busquen a quienes los necesitan, entablando un

conocimiento personal. Hagan por ellos cosas pequeñas, aquellas para

las que ningún otro tiene tiempo. Debemos irradiar el gozo de ser

pobres, más con nuestra conducta que con nuestras palabras. Al servir

como Dios sirve, tenemos la posibilidad de estar ya en el cielo aquí en

la tierra y ser felices con Él.

Vivimos día a día, confiados únicamente en la Divina Providencia.

Recibimos mucho y lo damos todo. Yo soy como un lapicero en manos

de Dios. Si Dios quiere algo, no dejará de realizarse.

Tenemos necesidad de silencio para ser capaces de tocar las almas.

Lo esencial no es lo que decimos, sino lo que Dios nos dice a nosotros

y por nuestro medio. Todas nuestras palabras serán inútiles si no nos

brotan desde dentro”.

Una pregunta surge como consecuencia de este apostolado hacia

los desamparados. ¿Es eficaz el trabajo de Madre Teresa? ¿Está

realmente haciendo mella en la sociedad actual? Esta pequeña gran

mujer ha despertado una nueva conciencia en millones de personas.

Gracias a ella se conoce a los pobres, resultan más amados y mejor

cuidados. Su obra no puede criticarse como observadores, hay que

trabajar en las casas del moribundo para intuir el amor, el más mara-

villoso de los milagros: salvar al pobre, verlo recuperar su dignidad,

hacer resurgir en él la imagen de Dios.

Usted puede ver esta obra en el Hospital “Leonardo Martínez”, en el

espacio de los enfermos de Sida.

Venga y ayúdenos...

Hasta aquí quedó impreso en el papel pero quiero agregar otros

datos.

Madre Teresa nació en l9l0 en Albania. En l928 entra al convento de

las Hermanas de Loreto en Irlanda. Es enviada en l929 a la India

como profesora y directora. En Septiembre de l946 tiene la inspiración

y en Agosto ocho de l948 recibe el permiso para cambiar de hábito.

El siete de Octubre de l950 surge la congregación Misioneras de la

Caridad y en Marzo de l963 funda Hermanos Misioneros de la Ca-

ridad; en Marzo 26 de l969 la Asociación Internacional de Colabo-

radores de Madre Teresa y el 17 de Octubre de l979 se le otorga el

Premio Nóbel de la Paz.

Madre, ¿usted viaja siempre sola?... No, somos siempre tres, Jesús,

el ángel de la guarda y yo.

Diálogo con el Papa. “Bendígame Santo Padre, pida por mí para

que no eche a perder la obra de Dios”. “Si, Madre, pida también

usted por mí para que no eche a perder su iglesia. Si en la luna hay

pobres, iremos también allí. Si Gandhi la hubiera encontrado, él se

hubiera hecho cristiano. Si la obra fuese mía, moriría conmigo. Como

es de Dios, me sobrevivirá a mí y hará mucho bien”.

Qué es lo más importante para los colaboradores ––ser santos, darse.

Amen la oración porque ensancha el corazón hasta hacerlo capaz de

contener el don del mismo Dios. No importa que la recaudación de

dinero sea inferior, con tal que se esparza e irradie más el amor de

Cristo. Alimentar a Cristo en el pobre que tiene hambre no sólo de

pan, sino de amor. En toda familia y vecindario existe alguien que sufre.

La religión cristiana es amor.

Octubre l992.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Se supone que los comentarios de opinión deben ser impersonales, pero no puedo dejar de traducirles un escrito que mi nieta mayor Gabriela presentó en su clase de inglés. Ella está cursando su noveno

Cuando se pierde una amiga querida como lo fue Lillian Interiano para mí, hay que hacer un balance de las realidades de la vida. Tuvimos una amistad por casi treinta años, experimentamos sucesos preci

El año pasado fuimos a conocer el parque ecológico Panacam (Parque Nacional Cerro Azul Meámbar), cerca del lago de Yojoa, en donde hay unas caídas de agua fantásticas. Me sentí impresionada por la bel