¿TIENE USTED ALGUNA ADICCIÓN?

El Instituto Nacional del Abuso de Drogas en Estados Unidos

declara que “la adicción se define como una enfermedad crónica

del cerebro, con recaídas, caracterizada por la búsqueda y el

consumo obsesivo de drogas, a pesar de sus consecuencias dañinas.

La adicción se considera como una enfermedad del cerebro porque

las drogas causan cambios en el mismo, en su estructura y en su fun-

cionamiento. Estos cambios en el cerebro pueden durar mucho tiempo

y pueden llevar a comportamientos dañinos en las personas que abusan

de las drogas”.

Los resultados de la adicción pueden ser horribles para la mente,

cuerpo y alma de una persona. El abuso del alcohol y drogas ilícitas

contribuye a la muerte de más de 100 000 personas y a un gasto de

medio billón de dólares al año.

En Honduras las cifras no son tan altas pero es impresionante la

cantidad de jóvenes que día a día están sucumbiendo a la tentación de

probar alguna droga y poco tiempo después hacerse adictos a ella.

Los niños y adolescentes están expuestos a las drogas desde la escuela

primaria y secundaria y se sienten presionados por amigos que abusan

de las drogas. Otros piensan que el alcohol o la marihuana aliviarán su

ansiedad en situaciones sociales y deportivas.

Casi todas las drogas pueden alterar la salud del cuerpo humano. El

alcohol daña el hígado, el cerebro y otros órganos. La marihuana per-

judica la memoria a corto plazo y al aprendizaje, además de la atención

y la coordinación. La persona que abusa de la cocaína, un estimulante

de corta acción, puede sufrir daños a su sistema cardíaco, respiratorio,

nervioso y digestivo.

Hoy en día, gracias a Dios, las adicciones al alcohol, las drogas, los

juegos de azar y a muchas otras sustancias y comportamientos son

generalmente reconocidas por profesionales médicos, investigadores

y científicos especialistas en comportamiento como enfermedades del

cerebro que afectan la conducta humana. Pero la recuperación de la

adicción a las drogas y al alcohol es un camino largo y difícil. La adicción

no puede ser curada, puede ser controlada.

El primer programa de 12 pasos fue el de Alcohólicos Anónimos,

cuyos principios han sido la base para muchos otros de recuperación.

El seguir los pasos implica:

Admitir que uno no puede controlar la adicción. Reconocer que

existe un poder más grande que nos puede dar la fuerza. Examinar los

errores pasados con la ayuda de un patrocinador. Hacer enmiendas a

estos errores. Aprender a vivir una nueva vida con un nuevo código de

comportamiento. Ayudar a otros que sufren de las mismas adicciones.

Si usted tiene alguna adicción tiene esperanza, pero busque ayuda

pronto...

Agosto, 2009.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Se supone que los comentarios de opinión deben ser impersonales, pero no puedo dejar de traducirles un escrito que mi nieta mayor Gabriela presentó en su clase de inglés. Ella está cursando su noveno

Cuando se pierde una amiga querida como lo fue Lillian Interiano para mí, hay que hacer un balance de las realidades de la vida. Tuvimos una amistad por casi treinta años, experimentamos sucesos preci

El año pasado fuimos a conocer el parque ecológico Panacam (Parque Nacional Cerro Azul Meámbar), cerca del lago de Yojoa, en donde hay unas caídas de agua fantásticas. Me sentí impresionada por la bel