REFLEXIÓN SOBRE LAS SECTAS

La palabra secta designa un grupo de personas que en la fe o en la acción, o incluso en ambas, se distingue de otros grupos adheridos a un sistema homogéneo. La secta se caracteriza por ser un grupo religioso cerrado que nace por oposición a las iglesias institucionales establecidas y por oposición al mundo. Secta es una asociación libre de cristianos austeros y conscientes que, regenerados verdaderamente, se reúnen juntos, se separan del mundo y se restringen a sus pequeños círculos. En religión se suele distinguir entre secta e iglesia. La iglesia es uni- versal, abierta a todos; la secta es sólo de los escogidos. La iglesia tiene diversos grados de pertenencia: hay fervorosos y no fervorosos. La secta es sólo de iniciados y militantes. Casi todas las sectas proceden de principios protestantes y toman como base la Biblia. La mayor parte de ellas tiene su origen en el siglo XIX y muchas nacen en los Estados Unidos. El fenómeno del sectarismo es tan antiguo como las mismas grandes religiones, y afecta hoy día a todas ellas. Sería una equivocación creer que las sectas son una manifestación exclusiva del cristianismo. Hay sectas budistas, como las hay en el hinduismo, en el judaísmo y en el Islam. Ninguna religión ha podido evitar que el inconformismo de algunos espíritus llegase a cristalizar de cuerpos más o menos estables al principio, en verdaderas sectas. ¿Qué parecen ofrecer las sectas? ¿Por qué ese desplazamiento hacia ellas? Juan Bosch enumera las siguientes razones: a) La búsqueda de pertenencia o sentido de comunidad. El estilo tradicional de vida ha sido hecho pedazos, los hogares se han disuelto, el pueblo se siente desarraigado y sólo. Por tanto, hay necesidad de pertenecer. b) Búsqueda de respuestas. Las sectas parecen ofrecer: respuestas simples y confeccionadas para los problemas y situaciones complicadas; versiones parciales o simplificadas de las verdades y los valores tradicionales; experimentación de elementos sobrenaturales; c) La búsqueda de integridad. Muchas personas se sienten abatidas. Han sido dañadas por los familiares o maestros, por la iglesia o la sociedad. Buscan un ideal religioso, un culto que deje espacio al cuerpo y al alma. Los términos usados en las respuestas son: salvación, integridad, integración, totalidad, armonía, paz, reconciliación, creatividad, participación. Juan Bosch considera que el desplazamiento religioso hacia las sectas ocurre por, entre otras previamente citadas, las siguientes razones: d) Búsqueda de una identidad cultural. En muchos países del Tercer Mundo la sociedad se encuentra muy disociada de los valores culturales y religiosos tradicionales, y de este modo de la fe tradicional. Las sectas parecen ofrecer: amplio espacio para la herencia cultural / religiosa tradicional, creatividad, espontaneidad, una forma de oración muy cercana a los rasgos culturales y aspiraciones del pueblo. e) Necesidad de ser reconocido, de ser especial. La gente siente la necesidad de salir del anonimato, de construirse una identidad, de sentir que ellos son algo especial y no simplemente un número. Las sectas ofrecen interés por el individuo, oportunidades iguales para la participación, para la expresión y formar parte de un grupo selecto. f) Búsqueda de la trascendencia. Esto manifiesta una profunda necesidad espiritual para buscar una respuesta a las últimas cuestiones de la vida y para creer en algo que pueda cambiar la propia vida en un momento determinado. Las sectas les ofrecen: la Biblia y la educación bíblica; un sentido de salvación; gracias del Espíritu; meditación, realización espiritual. g) Necesidad de una guía espiritual. Puede ser falta de una ayuda familiar o falta de guía, paciencia y cuidado personal de parte de los educadores y religiosos. Les ofrecen: guía a través de un fuerte liderazgo carismático. La figura del maestro, líder, gurú, juega un papel importante en la cohesión de los discípulos. h) Necesidad de visión. El mundo hoy es un mundo interdependiente de hostilidad, de violencia y temor de destrucción. La gente se siente preocupada por el futuro, desesperada, sin ayuda, sin esperanza. Algunos tienen un deseo, vago, de construir un mundo mejor. Las sectas ofrecen una visión nueva de uno mismo, de la humanidad, de la historia. Prometen el comienzo de una nueva era. i) Necesidad de participación y compromiso. Este aspecto está íntimamente unido con el precedente. Muchos candidatos sienten no sólo la necesidad de poseer una visión del presente mundo-sociedad y acerca del futuro, sino que quieren participar también en la toma de decisiones. Las sectas les ofrecen una misión concreta para un mundo mejor, una llamada a una dedicación total, a una participación a los más altos niveles. Se puede constatar, por este resumen, que las sectas parece que viven lo que creen con una fuerza frecuentemente magnética, con convicción y compromiso, saliendo al encuentro de la persona para llevarla a donde ellas están, afectuosa, personal y directamente sacando al individuo del anonimato, promoviendo la participación, la responsabilidad, el compromiso y practicando un intenso seguimiento mediante múltiples contactos, visitas a las casas y continua asistencia y guía. Mayo 2004.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Se supone que los comentarios de opinión deben ser impersonales, pero no puedo dejar de traducirles un escrito que mi nieta mayor Gabriela presentó en su clase de inglés. Ella está cursando su noveno

Cuando se pierde una amiga querida como lo fue Lillian Interiano para mí, hay que hacer un balance de las realidades de la vida. Tuvimos una amistad por casi treinta años, experimentamos sucesos preci

El año pasado fuimos a conocer el parque ecológico Panacam (Parque Nacional Cerro Azul Meámbar), cerca del lago de Yojoa, en donde hay unas caídas de agua fantásticas. Me sentí impresionada por la bel