EL PROBLEMA DEL ALCOHOL

El alcoholismo es una enfermedad que afecta los niveles psicofísicos de la persona y al mismo tiempo va generando una condición que involucra a su plano espiritual. El enfermo alcohólico tiene una dis- posición biológica, el factor x que determina que asimile el alcohol de una manera diferente a las personas no alcohólicas. Este factor de- termina que el enfermo vaya constituyendo una dependencia no sólo psicológica sino también física: sólo se siente bien si toma alcohol. Según Clelia Volonteri hay cuatro fases en la carrera alcohólica: a) Fase Pre-alcohólica: el sujeto bebe por motivos sociales, busca pre- textos y circunstancias para beber, aumenta la tolerancia. b) Fase de Señales de Alarma: ingestión con avidez, lagunas o amnesias luego de beber, preocupaciones acerca del alcohol. c) Fase Crucial: incapacidad de abstenerse, busca justificaciones para beber, los parientes y amigos se lo reprochan. Abandona a sus amigos, también su trabajo y obliga- ciones. El impulso sexual suele disminuir y da paso a los celos. Aparece la copa matutina. d) Fase Crónica: embriaguez matinal, pérdida del sentido moral, debilitamiento general de las facultades intelectuales. Temblores. Puede beber alcoholes desnaturalizados. Ya no tiene amigos sino compañeros de copas, de un nivel sensiblemente inferior al propio. Psicosis alcohólica. Hasta que el paciente toca el fondo de dolor más profundo en su carrera alcohólica es cuando alcanza las fuerzas necesarias para em- pezar su proceso de recuperación. Es decir, que la recuperación em- pieza con la vivencia y la aceptación de la derrota frente a la bebida. El enfermo se ve dividido por dos partes: una que tiene voluntad y otra parte que no la tiene y es la que le lleva a beber. La tocada de fondo generalmente surge cuando la persona ha caído mucho, experimenta la soledad y las consecuencias de su carrera alcohólica.

La familia y amigos deben evitar el asumir las responsabilidades de los desastres, deudas o problemas que el alcohólico provoca. El camino de recuperación tiene más garantías de éxito si se hace en comunidad: aquí aparece la importancia de los grupos de ayuda mutua (Alcohólicos Anónimos), en donde el enfermo encontrará los interlocutores válidos para poder encarar el camino de la recuperación. El camino de la recuperación implica una nueva concepción de la vida y de los ideales, en la que se deberán definir nuevos objetivos trascendentes que motiven y reafirmen la decisión de sobriedad. La recuperación en grupo ––indudablemente un camino espiritual–– permite el alejamiento de las bebidas para acceder a experiencias tan ricas y profundas como el altruismo... Marzo 2008.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Ser madre es una de las tareas, en la vida de las mujeres, más complejas, desafiantes y gratificantes que pueda existir. Ser madre significa sacrificarse por sus hijos a tal grado que estos lleguen a

Tenemos la falsa concepción de mujer sola al referirnos a mujeres solteras, divorciadas o viudas, atribuyendo la soledad a la ausencia de compañero sexual. Nada más lejos de la verdad, ya que en el me

El año recién pasado fue declarado por Naciones Unidas como el Año Internacional de la Familia. Siguiendo más o menos esa misma relación este año será dedicado a la mujer. En Pekín se llevará a cabo e