¿CÓMO DEBE SER UN HOMBRE?

¿Quién es un hombre? ¿Es usted un hombre? ¿Cómo se distingue un verdadero hombre? ¿En este mundo moderno es diferente el hombre al de los siglos anteriores, o al de hace veinte siglos? ¿Hay cualidades o virtudes especiales exclusivas del mero macho? ¿Teme usted hacer el ridículo? ¿Se considera usted digno de ostentar este título tan noble? ¿Se conforma usted con salir del paso para no tener que luchar mucho? ¿Es su vida un modelo de hombre ejemplar? Interiormente, en su yo privado, usted puede contestarse estas preguntas sinceramente y descubrir qué clase de hombre es usted y de acuerdo a esa evaluación tratar de mejorar para alcanzar el grado máximo de felicidad y realización. Para facilitar ese auto-análisis, a continuación damos una lista de condiciones que deben acompañar al que quiere ser un buen hombre: 1) Un hombre es trabajador incansable. No debe limitarse a las horas normales de trabajo sino colaborar y ofrecerse para quedarse trabajando en cualquier ocasión que surja. Durante las horas de trabajo ha de aprovechar el tiempo al máximo, sin malgastar sus energías hablando, en el baño, tomando agua, pidiendo permisos innecesarios, oyendo radio o simplemente dilatando la confección de su trabajo. El hombre no pierde sus tardes o noches en el bar, en chivíadas, frente al televisor o en cama temprano. Siempre está haciendo algo de provecho en su trabajo, en su casa o cultivando la tierra. 2) Un hombre es altamente responsable. No tienen que recordarle u obligarle a hacer las cosas pues sabe hacer su deber a tiempo con el máximo interés y con suma eficacia. No obra por premios o amenazas. Es fiel a su palabra y por eso no se compromete cuando no puede cumplir. No se deja intimidar ni corromper; no se vende por ninguna suma de dinero o soborno político. Sostiene sus criterios y defiende sus creencias.

No le importa lo que piensen los demás ni lo que hacen. No teme quedarse solo ni hacer el ridículo. 3) Un hombre es creyente ferviente. Tiene fe. Busca siempre la verdad y buscándola encuentra prontamente a Dios. Cuanto más se acerca a Dios más grande es el hombre y más se da cuenta de su dependencia en Él. 4) Un hombre tiene espíritu de sacrificio. Acepta el dolor y el su- frimiento sin quejarse delante de los demás y sin perder el buen humor ni la alegría. El placer no constituye para él la meta más importante. Él ha aprendido que el dolor va de la mano con grandes obras y hombres grandes. Los problemas lo han hecho más humano y más sensible y puede perfectamente entender y compadecer a los más cercanos. 5) Un hombre es generoso. Está más atento al bien común que a su propio bienestar. Se entrega totalmente a su familia, dejando por último sus necesidades vitales. Participa desinteresadamente en actividades sociales, religiosas y de servicio a los demás, ofreciendo su tiempo, sus ideas y sus cualidades. 6) Un hombre es honesto. No se aprovecha de sus patronos, ni de sus amigos, ni de sus parientes. No engaña a las autoridades. Cumple sus compromisos a tiempo y paga hasta el último centavo que debe. Devuelve lo que no es suyo y paga los diezmos fielmente. 7) Un hombre es humilde. Sabe inclinar la cabeza con humildad ante las leyes del hombre pero especialmente ante las leyes divinas. Él vive el Evangelio que dice: “Yo soy tu Dios el Señor Dios tuyo - Sin mí no pueden hacer nada”. Para ser hombre hoy en día, para ser un hombre moderno, la aventura máxima sigue siendo la de los hombres de todos los tiempos: conquistar esa patria celestial que nunca alcanzarán las naves espaciales y que exige el ejercicio constante de la fe, la esperanza y la caridad. Octubre 2001.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Se supone que los comentarios de opinión deben ser impersonales, pero no puedo dejar de traducirles un escrito que mi nieta mayor Gabriela presentó en su clase de inglés. Ella está cursando su noveno

Cuando se pierde una amiga querida como lo fue Lillian Interiano para mí, hay que hacer un balance de las realidades de la vida. Tuvimos una amistad por casi treinta años, experimentamos sucesos preci

El año pasado fuimos a conocer el parque ecológico Panacam (Parque Nacional Cerro Azul Meámbar), cerca del lago de Yojoa, en donde hay unas caídas de agua fantásticas. Me sentí impresionada por la bel