¿AMAMOS A HONDURAS?

Yo quisiera tener un país próspero y rico, con bajos índices de

corrupción, desempleo, analfabetismo, pobreza y violencia.

Me encantaría que Honduras fuese una nación llena de per-

sonas alegres, productivas, honestas, tolerantes, generosas y auténticas.

Desearía que nuestra patria fuera un oasis de paz, trabajo, desarrollo

económico, salarios justos y con todos los hondureños preocupados

por engrandecerla.

Cuando comparamos diferentes países notamos que algunos se dis-

tinguen por sus riquezas naturales, por la laboriosidad de los ciudada-

nos, por la seguridad de la propiedad privada, por las bellezas vírgenes,

por el modernismo en comunicaciones, viviendas y edificios, por la

atención esmerada a los visitantes, por la calidad de los profesionales,

en fin, sobresalen en algo, son mejores que los demás en determinadas

áreas.

¿Qué cualidades tenemos nosotros? ¿En qué nos distinguimos de

los demás países? Hagamos un rápido examen de bondades:

a) El pueblo es por excelencia generoso y hospitalario. Los extranjeros pronto

hallan calor humano, condiciones fáciles de vida material y se quedan

en estas tierras.

b) Honduras tiene muchos parajes preciosos, variedad

de climas, playas fabulosas, montañas majestuosas, maderas de color

apetecidas y ruinas históricas impresionantes.

c) Los hondureños son tranquilos, serviciales, leales y piadosos.

Pero esto no es suficiente, veamos ahora que no tenemos:

a) Estructuras suficientes y adecuadas para promover el turismo internacional.

b) Mano de obra calificada para trabajos corrientes y específicos.

c) Empresa privada ni audaz ni dominante.

d) Gobiernos progresistas realmente interesados en mejorar a Honduras, con planes de desarrollo a corto, mediano y largo plazo.

e) Líderes en todos los sectores (social, económico y religioso) con visión futurista e idealista para engrandecer a este país.

f) Valentía, firme determinación y deseo fervoroso por lograr el cre-

cimiento y la bonanza de la república.

g) Educación adecuada.

h) Verdadero patriotismo y amor a la patria (miremos a los mejicanos y a los

estadounidenses cómo sirven y mueren por su tierra). Podríamos

seguir...

En varias ocasiones me he referido a este tema, a la urgencia de

mejorar a este país, porque amo a Honduras, me preocupo por ella y

quisiera verla como la mejor de las naciones. También he dicho que

este trabajo debe ser compartido, es una tarea para realizarla entre

todos los sectores, con unidad, planeamiento y por todo el tiempo que

sea necesario. ¿Amamos realmente a Honduras? ¿Qué hacemos para

engrandecerla?

En donde estemos esforcémonos por hacerla próspera...

Septiembre, 2006.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Ser madre es una de las tareas, en la vida de las mujeres, más complejas, desafiantes y gratificantes que pueda existir. Ser madre significa sacrificarse por sus hijos a tal grado que estos lleguen a

Tenemos la falsa concepción de mujer sola al referirnos a mujeres solteras, divorciadas o viudas, atribuyendo la soledad a la ausencia de compañero sexual. Nada más lejos de la verdad, ya que en el me

El año recién pasado fue declarado por Naciones Unidas como el Año Internacional de la Familia. Siguiendo más o menos esa misma relación este año será dedicado a la mujer. En Pekín se llevará a cabo e